Mejora tus ventas

Los 3 obstáculos que te impiden avanzar con tu tienda online

Eres dueño de un negocio offline tradicional, quizás tengas una pequeña empresa que fabrica sus propios productos o simplemente trabajas por cuenta ajena, pero te gusta la artesanía y quieres dar a conocer y vender tus productos para poder vivir de ello.
Sea cual sea tu caso, lo que está claro es que necesitas crear un nuevo canal de venta para despegar con tu negocio.
Concretamente necesitas un canal online que elimine las barreras geográficas que limitan tanto tu negocio. Vivimos en un mundo globalizado donde el 90% de los productos que compramos provienen lugares a miles de km de nuestro hogar.
Entonces, ¿por qué no puedes hacer tú lo mismo?, ¿qué te impide vender tus productos online al resto del mundo?
Ya conoces a gente que está vendiendo online, gente normal como tú y como yo que ha conseguido crear negocios muy rentable gracias a sus tiendas online.
Pero no todo es tan color de rosa como parece, existen miedos e inseguridades que te bloquean y no te dejan avanzar con tu proyecto online. Te impiden dar el paso.
De eso mismo es de lo que voy a hablarte hoy. ¿Seguimos?
Las 3 principales razones por las que aún no has lanzado tu tienda online

1. Los aspectos técnicos

Si tu intención es montar una tienda online para tu negocio físico y usar este nuevo canal para llegar a mucha más gente y mejorar tus ventas, tu prioridad número 1 debe ser captar público interesado en tus productos y convertir el mayor porcentaje posible de ese público en clientes. Todo lo demás es secundario.
El problema es que vienes de un mundo totalmente diferente y todo esto del ecommerce es bastante nuevo para ti.
Así que empiezas a ver tutoriales aquí y allá sobre cómo montar una tienda online y poco a poco vas armando tu ecommerce.
Al principio, aunque con mucho esfuerzo, parece que la tienda empieza a coger forma, pero de repente empiezan los problemas…
Gastos de envío que no se calculan bien.
Pasarelas de pago que no funcionan.
Emails que no se envían.
Impuestos que no se aplican como deberían.
Etc.
Te suena todo esto ¿verdad?
Lo que viene después ya lo sabemos.
Terminas frustrado de probar de todo, pero sin resultados. No consigues resolver los problemas y al final dejas apartado el proyecto y adiós tienda online.

2. La falta de tiempo

Necesitas vender todos los días para poder mantener tu negocio, ese es tu trabajo, tu realidad.
Te apasiona la idea de poder vender tus productos en todo el mundo y hacer crecer tu negocio. Es tu sueño y tienes motivos suficientes para luchar por ello.
Lo que no puedes hacer es dedicarte meses enteros a montar tu tienda online. Tú necesitas resultados cuanto antes y no perderte en un mar de cuestiones técnicas que te superan y que te impiden avanzar.
El poco tiempo libre que te deja tu trabajo, lo dedicas a seguir tutoriales y después de varias semanas te das cuenta de que a ese ritmo nunca vas a lanzar tu tienda.
No necesitas hacer un master de 2 años en ecommerce para poder vender tus productos online. Lo que necesitas es un método que te ayude a alcanzar tu sueño de tener una tienda online profesional y que genere ventas en el menor tiempo posible.
Un método directo, efectivo y centrado en los resultados.

3. Un presupuesto limitado

Estoy casi convencido de que este es el motivo principal por el que has decidido montar tu tienda online por ti mismo.
Tu presupuesto es reducido y no puedes permitirte contratar a un profesional que monte la tienda por ti, así que decides aprender por tu cuenta y hacerlo tú mismo.
Te entiendo perfectamente, yo hice lo mismo cuando empecé con mi tienda de aceite de oliva. Y pasaron varios meses buscando información en blogs, foros y probando una y mil cosas hasta que conseguí dejarla más o menos decente.
No sé si tú tendrás la misma paciencia que yo tuve en su día, lo que si sé es que tendrás que aprender a base de errores, como yo lo hice.
Y al final muy probablemente llegues al punto de “burnout”. Quemado, con la tienda a medio hacer y con la esperanza de que algún día dispongas del dinero para poder contratar a alguien que termine el trabajo.
***
Todos, absolutamente todos los que hemos pensado en montar una tienda online, tarde o temprano nos hemos enfrentado a alguno de estos obstáculos o incluso a los 3.
Sin embargo, la principal diferencia entre los que han tenido éxito y los que se han quedado por el camino y han terminado abandonando, es que los primeros han hecho el camino acompañados.
Recorrer todo este camino solo sin nadie que te asesore ni te guíe, es tremendamente complicado.
Hay mucho trabajo que hacer y si no tienes una planificación, ni alguien que te asesore y te diga cuales son tus prioridades y en qué debes enfocarte, terminarás abandonando tu sueño. Lo sé por experiencia.